Bulgaria permite temporalmente el etoprofos (ethoprophos)

Muy interesante artículo (ver abajo el enlace). Gran labor de investigación de la periodista ya que en muchas ocasiones estos permisos temporales carecen de transparencia y son difíciles de detectar. El #ethoprophos autorizado temporalmente en Bulgaria pertenece a la familia de los #organofosfatados. La mayoría de estos compuestos están prohibidos en la UE (ejemplo, el #clorpirifos también prohibido desde 2020).

Por otra parte me resulta torticera la razón que arguye la autoridad búlgara para otorgar este permiso temporal, cuando la compara con la autorización temporal francesa a los neonicotinoides en remolacha. La prohibición de los neonicotinoides tiene el fin de proteger las abejas y con esa autorización temporal se sigue protegiendo a las abejas ya que la remolacha florece de forma natural a los dos años y la remolacha se recoge el primer año sin que haya florecido todavía. Sin embargo, el #etoprofos es un nematicida persistente y extremadamente tóxico para mamíferos (entre los que estamos los humanos), aves y peces…

¿Qué son esas agallas en las hojas de los castaños?

La avispilla del castaño (Dryocosmus kuriphilius) es una plaga a la que no se le puede hacer frente con insecticidas pues la larva de la avispilla se forma dentro de una estructura de defensa del propio árbol: la agalla.

En este gráfico podemos ver el ciclo de vida de la avispilla y también una foto de su parasitoide natural, otra avispilla cuyo nombre científico es Torymus sinensis.

Ciclo de vida de la avispilla del castaño (Dryocosmus kuriphilius)

A continuación en este vídeo podéis ver alguno de los efectos que ocasiona en los castaños

Y en este otro vídeo podéis ver la larva de la avispilla en el interior de la agalla después de hacerle un corte longitudinal a tal agalla

Esperamos que os haya sido de utilidad.

¡Un saludo limareños!

Herbicidas Frankenstein

El pasado mes de marzo la agencia americana del medioambiente (EPA) aprobó el registro de un herbicida para ser usado en maíz transgénico en postemergencia. Esto quiere decir que con el maíz ya con hojas, puedes hacer una pulverización de este herbicida en el área total de la finca – es decir, pulverizas todo, incluso las hojas tiernas de este maíz transgénico- las malas hierbas se mueren y al maíz no le afecta.

Esto no es nuevo, desde mediados de los 90 existe esta tecnología. Lo que llama la atención es que cada vez se necesitan más materias activas herbicidas para que el producto sea efectivo e incluso mate aquellas malas hierbas más resistentes.

Lo que me parece preocupante es que el uso excesivo, desde mi punto de vista, de herbicidas en cultivos transgénicos, nos esté haciendo entrar en una vorágine de uso de cada vez más, materias activas, ya que las malas hierbas generan cada vez más y más resistencia.

En este caso el nuevo producto, cuya etiqueta podéis descargar en este enlace, consta de cuatro materias activas. Nunca antes, según la base de datos Homologa, se había registrado una combinación de estas cuatro materias activas biciclopirona+glifosato+mesotriona+S-metolacloro.

China anuncia nuevos LMRs para 2021

Actualmente el documento GB 2763-2019 regula los límites máximos de resíduo (LMR) para la exportación de alimentos a China. Sin embargo, tal documento pronto quedará obsoleto ya que el ministerio de agricultura y asuntos rurales chino ha anunciado el pasado 3 de marzo a través de un comunicado la entrada en vigor del nuevo documento GB 2763-2021 el 3 de septiembre de 2021.

Por el momento, el nuevo documento GB 2763-2021 no ha sido publicado (sólo ha sido anunciado). Para saber qué cambios implicará, el gobierno chino ha ido dejando pistas a través de las propuestas de nuevos LMRs que ha enviado a la organización mundial del comercio, sobre las que hemos hablado en esta otra entrada del blog.

En cualquier caso, las propuestas de LMR publicadas por China han sido recogidas como LMRs futuros en la base de datos Homologa. En Limare os mantendremos informados de nuevos cambios.

#LMR #tolerancias #pesticidas #fitosanitarios #exportación #China

¡Un saludo limareños!

Comunicado del gobierno Chino sobre la publicación del nuevo estándard de LMRs de 2021

¿Fitosanitarios como «ingrediente» de los alimentos?

En el siguiente vídeo mostramos etiquetas de tres alimentos (mandarinas, naranjas y uvas de mesa) y vemos qué información acerca de los fitosanitarios contienen. En siguientes entregas ahondaremos más acerca de #fitosanitariosYalimentos

Vídeo de fitosanitarios en las etiquetas de los alimentos

Tres átomos lo cambian todo

El aceite de clavo es una materia activa fitosanitaria que contiene una molécula llamada eugenol que figura en el anexo IV del reglamento 839/2008 y como tal, es una sustancia a la que no se le exige LMR (límite máximo de residuo). Según la agencia europea de seguridad alimentaria (EFSA), las sustancias a las que no se le exige LMR son aquellas que no suponen un peligro para la salud del consumidor.

Nota importante: Que una sustancia esté exenta de LMR no quiere decir que uno se la pueda beber como si fuera un refresco, sino que la cantidad de sustancia que puede permanecer «pegada» a la piel de la fruta, resulta inocua para el consumidor.

Y os preguntaréis, ¿para qué diantres sirve el aceite de clavo (eugenol)? Pues bien, el eugenol se emplea como fungicida en determinadas frutas. En España, sin ir más lejos, según la base de datos Homologa se puede emplear en cítricos, melocotones, nectarinas, peras, etc. Existen al menos tres productos comerciales que contienen eugenol.

Hasta aquí la biografía del eugenol suena parecido a la de cualquier otro activo. Sin embargo, si al eugenol le modificamos ligeramente su estructura, todo cambia. Añadiéndole un radical metil (sustituyendo un hidrógeno por un radical metil que es un carbono con dos hidrógenos), obtenemos el metil-eugenol. Pues bien, el metil-eugenol, no se emplea como fungicida, no está exento de LMR y de hecho es cancerígeno y mutagénico según un informe publicado por la EFSA en 2017.

En algunos países, el metil eugenol se usa en plantaciones como atrayente en dosificadores a los que van acoplados unas trampas de pegamento. De esta forma, el macho de la mosca de la fruta (Bactrocera dorsalis) se siente atraído y queda pegado a la trampa, evitando así, que la mosca de la fruta pueda reproducirse. En estos casos el metil-eugenol no se aplica directamente a la fruta sino que está confinado en el dosificador. Por ese motivo, la fruta nunca debería tener residuo de metil-eugenol.

Este ejemplo ilustra la delgada línea que existe entre el eugenol y el metil-eugenol. El primero es un fungicida (mata hongos) que se puede aplicar directamente a la fruta. El segundo, no se aplica directamente a la fruta si no que se usa como atrayente-trampa (atrae insectos).

Conclusión: Tres átomos lo cambian todo. Para un profano en química/toxicología las estructuras representadas en la ilustración podrían parecer casi lo mismo. Sin embargo, no lo son. Para nada. Tienen usos distintos, comportamientos toxicológicos distintos y por supuesto LMRs distintos.

Por ello, antes de usar sustancias químicas para proteger cultivos / alimentos, cerciórate de que lo estás haciendo bien, infórmate y consulta. Más vale prevenir que curar…

Para más información no dudéis en escribirnos a limitemaximoresiduos@gmail.com o enviarnos un whatsapp a +34 643 805 212

http://limare.blogLicencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

LMRs en Reino Unido (parte II)

Tal como comentábamos en la publicación del pasado mes de noviembre, actualmente Reino Unido, está partido en dos en cuanto a lo que LMRs (límite máximo de residuos) se refiere. Por una parte, Irlanda del Norte sigue la normativa europea tal y como lo hacía en la era pre-Brexit. Y por otra parte, la legislación de LMRs de Gran Bretaña (Inglaterra+Escocia+Gales) no incorporará ningún LMR decidido por las instituciones europeas con fecha posterior a 31 de diciembre de 2020.

En las notificaciones de la agencia británica HSE (Health and Safety Executive) reza la siguiente frase : “All  EU MRLs in place before 31 December 2020 continue to be valid in Great Britain» cuya traducción según Google queda «Todos los LMR de la UE vigentes antes del 31 de diciembre de 2020 siguen siendo válidos en Gran Bretaña»

Según esa traducción, los LMRs que fueron decididos, aprobados y publicados en 2020 pero que entraron en vigor en 2021, no aplicarían en Gran Bretaña. Este es el caso del reglamento Regulation (EU) 2020/785 (fue aprobado en junio de 2020 pero sus valores entraron en vigor en enero de 2021) . Según la base de datos Homologa este reglamento establece para algunos cultivos nuevos LMRs (y también modificaciones) para las siguientes materias activas: chromafenozide, fluometuron, fluvalinate, myclobutanil, napropamide, pencycuron, sedaxane, sintofen, tau-fluvalinate and triazoxide.

Pongamos, un ejemplo. Hasta el 1 de enero de 2021 en toda la Unión Europea el LMR de Tau-fluvalinato que aplicaba a los tomates en toda la unión era de 0,1 mg/kg. Como consecuencia del reglamento 2020/785, ese LMR se ha reducido al límite de detección, es decir, si llega un contenedor de tomates procedente de Marruecos a la frontera de la Unión Europea y se detecta tau-fluvalinato, ese contenedor sería rechazado. Sin embargo si el mismo contenedor llega a las fronteras de Gran Bretaña, se detecta tau-fluvalinato pero la concentración está por debajo de 0,1 mg/kg, el contenedor podría entrar e incorporarse a los canales de distribución de Gran Bretaña para su consumo. Paradojas…

Aquí dejo el enlace a la nueva base de datos de LMR de Gran Bretaña (Reino Unido)

Para más información o consultas no dudes en escribirnos a limitemaximoresiduos@gmail.com o bien envíanos un whatsapp a +34 643 805 212

¡Un saludo limareños!

¿Cuál es el LMR de clorpirifos (chlorpyrifos) en cítricos en la Unión Europea?

Si uno accede a las tablas de los reglamentos europeos de LMR (límite máximo de residuos) verá que el LMR del clorpirifós está establecido en 0.01 mg/kg o lo que es lo mismo 0.01 ppm. Este límite fue publicado en el diario oficial de la Unión Europea el 30 de julio de 2020.

Sin embargo esas 0.01 ppm en realidad no se refieren a tal valor númerico sino al límite de detección del clorpirifos, el cuál está por debajo de 0.01, en concreto entre 0.002 y 0.005 según esta fuente.

De esta forma, los cítricos que se exporten a la UE no pueden tener resíduo alguno de clorpirifos. En caso de contenerlo y que una inspección en el PIF (punto de inspección fronterizo) lo detectase, el contenedor o lote sería rechazado.

Para más información no duden en escribirnos a limitemaximoresiduos@gmail.com.

¡Un saludo limareños!

Transgénicos (OGM) en la agriculura de la Unión Europea

En 1998 la Unión Europea aprobó el cultivo, en suelo europeo, de plantas genéticamente modificadas. Este acontecimiento estuvo precedido por años de trabajo experimental y burocrático. Resulta paradójico que a Europa, lugar de nacimiento de los transgénicos, le haya llevado mucho más tiempo el proceso de aprobación que a muchos países americanos (algo parecido ha ocurrido con la vacuna de la Covid-19 donde la alemana BioNtech ha tenido un papel muy relevante y sin embargo Pfizer se ha llevado la mayor parte del reconocimiento como primera empresa occidental en lanzar «la» vacuna). Sin embargo, centrémonos, han pasado ya más de 20 años desde la aprobación de los cultivos transgénicos, ¿qué sabe el lector acerca de ellos?

En la imagen vemos la evolución, fruto de la mejora vegetal a través de selección de indivíduos y cruces, desde el cultivo primigenio, el teosinte a la izquierda, hasta el maíz convencional actual (NO transgénico) a la derecha . Fuente: John Doebley, CC BY 2.5 https://creativecommons.org/licenses/by/2.5, via Wikimedia Commons

En primer lugar conviene aclarar que los OGM (organismos genéticamente modificados) no sólo son usados en agricultura. De hecho, en el año 2007 tres científicos recibieron el premio Nobel por sus investigaciones en técnicas para modificar genéticamente ratones. Asimismo, es común el uso de microorganismos genéticamente modificados con fines sanitarios (por ejemplo, para fabricar insulina) . Existen incluso seres humanos genéticamente modificados, pues en ocasiones, debido a una enfermedad genética se tiene que recurrir a la terapia génica para cambiar los genes que desencadenan el problema. Pues bien, un humano que haya sido tratado con terapia génica es un OGM con todas las de la ley. Si los OGM son usados en el mundo animal, en los microorganismos, sin apenas debate, ¿por qué no ocurre lo mismo en la agricultura? Es complicado…¡Empezamos!

Ratones transgénicos que muestran ojos fluorescentes flanqueando a un ratón convencional. See above, CC BY 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0, via Wikimedia Commons

Los cultivos genéticamente modificados son bastante heterogéneos. Algunos son resistentes a herbicidas y permiten un uso que puede llegar a ser abusivo de los mismos. Otros cultivos son resistentes al ataque de insectos y por eso, permiten un ahorro de insecticidas. Siendo ambos transgénicos, unos fomentan el uso de más químicos y otros el efecto contrario. Centrémonos en estos últimos.

El ejemplo más representativo es el maíz MON 810 (que por cierto está permitido en Europa pero sólo con fines de alimentación animal. En EE.UU. , Brasil, etc. sí se permite su uso para consumo humano) . Este maíz es resistente a una plaga conocida como taladro del maíz. ¿Y os preguntaréis, cómo ha conseguido esta resistencia? Pues se le ha insertado al maíz un gen de la bacteria Bacillus thuringinesis que fabrica una proteína con efecto insecticida. Tanto es asi que en agricultura ecológica está permitido el uso de Bacillus thuringiensis (en este caso, la bacteria entera, no sólo el gen) para combatir los insectos.

El problema de rociar Bacillus thurigiensis encima de los cultivos ecológicos es que en ocasiones los cultivos de esta bacteria están contaminados con bacterias muy toxicas como el Bacillus cereus. La agencia europea de seguridad alimentaria EFSA, ha detectado en 7 años (2007-2014) 413 alertas alimentarias debido a Bacillus cereus que han afectado a más de 6000 personas, de las cuales 352 tuvieron que ser hospitalizadas. Incluso la propia EFSA ha publicado un estudio en que habla de los riesgos que puede entrañar no sólo encontrar Bacillus cereus en la comida sino también el propio Bacillus thuringiensis.

Cambiando el enfoque y a pesar de estos inconvenientes, sin duda preferiría vivir al lado de un campo de cultivo ecológico antes que al lado de uno de agricultura convencional ya que estaría menos expuesto a aplicaciones fitosanitarias más agresivas y probablemente el campo de agricultura ecológica sería algo más biodiverso. Pero no debemos olvidar que no todo es oro lo que reluce. Cuando en agricultura ecológica se aplica Bacillus thurigiensis, los efectos insecticidas de este son los mismos para la plaga en cuestión como para otros insectos totalmente inócuos o incluso beneficiosos.

Maíz convencional (no transgénico). Debido a la climatología, el taladro del máiz no es, de momento, una amenaza para el maíz en Galicia. Por eso los agricultores plantan maíz convencional por ser su semilla más económica que la transgénica

Llegados a este punto, ¿qué es mejor un campo con maíz transgénico MON 810 al que no hay que tratarlo con insecticidas o un campo de maíz ecológico al que se le aplica Bacillus thuringiensis?

Existen muchos más factores que impiden contestar a esa pregunta con un enfoque tan reduccionista. Por eso, esta será sólo la primera de las varias entradas de blog que le dedicaré a los transgénicos. ¡Espero que aprendamos juntos en esta pequeña aventura!

¡Un saludo limareños!

Plagas 04: La psila africana (Trioza erytreae)

¿Quizás te hayas preguntado qué enfermedad tiene el limonero? o ¿por qué las hojas del naranjo tienen verrugas y agallas? o ¿por que se ponen amarillas las hojas de los cítricos? o ¿cuál es la plaga de moda de los cítricos?

Si vives en el noroeste penínsular (Galicia, Cantabria, Norte de Portugal, etc), muy probablemente la respuesta a esas preguntas se halle en torno a una nueva plaga: la psila africana.

La psila africana (Trioza erytreae) es un insecto hemíptero (tiene alas) que succiona la savia de los cítricos. Al hacerlo causa la formación de verrugas y el amarillamiento de las hojas. Asimismo, puede actuar (por el momento no ha ocurrido en España) como vector de una bacteria (Candidatus Liberibacter africanus) que causa la enfermedad del enverdicimiento (greening), también conocida como Huanglongbing (HLB) .

Vídeo que muestra los efectos de la psila africana (Trioza erytreae) en un limonero localizado en la provincia de A Coruña (España)

En la península, la psila africana está presente desde 2014. La plaga se detectó por primera vez en el entorno de la Ría de Arousa y desde entonces avanza paulatinamente. En este enlace se puede ver el desglose de parroquias gallegas afectadas. Asimismo, el gobierno cántabro publicó en 2020 una resolución que declara presente esta plaga en esta comunidad autónoma.

En España no existe por el momento ningún tratamiento específico autorizado. Sin embargo la base de datos Homologa muestra para Portugal una serie de autorizaciones off-label que contienen el principio activo acetamiprid.

Nota de edición: A fecha de 05/07/2021 sí existen varios registros de aceites de parafina para combatir la psila africana en España. Asimismo existe un proyecto experimental para combatirla con un enemigo natural y a través de lucha biológica, la avispilla Tamarixia dryi. Para más información acerca de este parasitoide pueden visitar esta noticia de La Voz de Galicia

No obstante, antes de efectuar un tratamiento, es necesario realizar un correcto diagnóstico. Puede que concurran distintas plagas en el mismo ejemplar. En el siguiente vídeos se pueden apreciar agallas y negrilla.

Por último, si tienes conocimientos de plagas quizás te baste con la ayuda de un microscopio de escasa resolución de unos 30 euros. En el siguiente vídeo mostramos qué se observa en una de las hojas del naranjo mostrado en el vídeo Plagas 06.2

Para más información escríbanos a limitemaximoresiduo@gmail.com

¡Un saludo limareños!